jueves, 20 de junio de 2013

Tres granizadas arrasan los cultivos de cereal en la localidad vallisoletana de Piña de Esgueva


Tres horas lloviendo y granizando y hasta tres golpes de piedra consecutivos. Piña de Esgueva vivió en esta tarde de lunes la situación más temida por los agricultores: un pedrisco. La consecuencia ha sido un daño notable en las cosechas de cereal y problemas para circular por la VA-140, que en los alrededores del kilómetro 26 sufrió algunos problemas.

La negra nube que en torno a las 15:00 horas cruzó Valladolid capital de oeste a ese, acabó descargando toda su furia acumulada sobre el valle del río Esgueva, y esta vez le tocó a Piña, un pueblecito de apenas 350 habitantes. Agua y granizo se unieron para golpear con dureza los trigales y las cebadas, y los agricultores ya hablan de daños en torno al 80%. La violencia de la naturaleza fue tal que el alcalde de la localidad no dudó en señalar que había caído "la mundial".



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada